Result

La meta no es la motivación

A estas alturas del año muchos de nosotros solemos echar la vista atrás y hacemos balance. La meta que nos fijamos al final del año nos parece lejana e inalcanzable. E incluso nos preguntamos en qué estábamos pensando cuando decidimos lograr tal cosa. Y es que estamos de bajón, desmotivados, cansados, agotados y sin ganas de tener ganas.

Es normal. Ya hemos hablado de cómo la primavera influye en nuestro organismo generando esta baja energía. Te he dado algunos recursos y soluciones para superar este bache a nivel de sus síntomas más físicos: Astenia que no te amargue la primavera y Contra la fatiga, energía porque me da la gana. Por eso, hoy vamos a considerar el aspecto digamos más emocional.

La meta no es la motivación

La motivación genera la energía necesaria para la acción que nos lleva al logro de nuestras metas. En consecuencia, sin motivación no hay energía y sin energía no hay acción. Queda claro, pues que encontrar, mantener e incrementar una buena motivación es la clave para conseguir cualquier meta. El problema es que casi siempre confundimos la motivación con la propia meta, con el objetivo. También he dedicado algunos artículos a este tema, que te sugiero leas: quiero+puedo=motivación+autoestima =exito , entre otros que puedes encontrar en las categorías de autoestima y felicidad. Te servirán para comprender que la buena motivación  es la que nace del QUIERO, o como me gusta expresarlo Porque me da la gana. Esto se ve claro en el caso de perder peso: nuestro objetivo es adelgazar pero nuestra motivación es gustarnos, querernos, estar sanos… Sólo de ahí nacerá la energía para cambiar nuestra conducta de comer en exceso.  Porque si no, una vez delgados, desparece la motivación “adelgazar” y volvemos a comer y a engordar.

meta

La meta no es la motivación. La motivación es la energía que nos conduce a la meta.

Motivarse es un habilidad que se aprende y se entrena

Otro error que solemos cometer es que tenemos la firme creencia de que la motivación es algo que nos cae del cielo. La tenemos o no. Pero uno de los secretos de las personas exitosas es saber que motivarse es una sana habilidad que se aprende y se entrena. En La motivación no es gratis te doy las claves para que destruyas esa falsa creencia.

Pero lo que hoy quiero darte son unos recursos para lograr reavivar tu motivación y que vuelva esa energía y vitalidad que tanta falta te hace.  Ahí van:

Cómo motivarse

1º Recupera tu meta: valora si aquello que tanto querías lo que quieres “porque te da la gana”. Quizás necesites reformular tu meta en Quiero. Así sabrás cuáles son los objetivos a alcanzar, y podrás  planear y  programar las acciones para cumplirlos.

2º Valora tus rutinas: analiza si tus rutinas están en consonancia y ayudan a las acciones que necesitas para tus objetivos a corto y medio plazo. Cambia las que te entorpecen y te mantienen en tu zona de confort. Esto te obligará a ejercitar tu pensamiento creativo, buscando nuevas ideas, acciones y formas de enfrentarte a la situación.

3º Valora lo hecho hasta ahora: valorar donde estabas y donde estás te demostrará que puedes, que sabes y vales. Hazlo sin compararte con nadie. Tu referencia es quién eras y lo que tenías. Así podrás analizar en que habilidades y capacidades has mejorado y cuáles necesitas trabajar.

4º Habla contigo con el lenguaje del éxito: nada de “que mal lo hago”, “no me organizo”, “qué inútil,tonto…soy”.  Aprecia lo positivo que tienes y haces. Recuérdatelo cada mañana frente al espejo y en voz alta.

5º Ocio, ocio y ocio: date tu tiempo, busca una actividad que te guste y que puedas realizar casi diariamente: leer, pintar, andar, cantar, bailar, un baño caliente, una cerveza con amigos… Tú sabes cuál. Y sé intransigente. No cedas ese tiempo a nada ni nadie. Generar autoestima es la base de una motivación de calidad.

Sólo necesitas un poco de práctica.  La clave: entrenar, entrenar y entrenar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *